Cuadernos de Ajedrez

Bienvenidos. Pueden encontrar todos los números de Cuadernos de Ajedrez en la sección Descargas y/o dejarnos algún mensaje en la sección Contacto, así como también conocernos y compartir nuestra historia.

Finalizamos nuestro sexto año de Cuadernos.

Está disponible la entrega de Cuadernos de Ajedrez nº 74, correspondiente al mes de Febrero de 2014.


Con cierto dolor les comunicamos -también- que esta edición será la última entrega que efecturemos. Tras 74 ininterrumpidos meses, es decir 6 años y 2 meses, hemos trabajado duramente para cumplir el proyecto de acercar gratuitamente el ajedrez a niños, jóvenes, jugadores recién iniciados, jugadores con experiencia, gente mayor, en fin, a todos.

Sepan que quien esto escribe, al igual que todo el equipo, hemos hecho un ingente esfuerzo a lo largo de este período y pareciera que nuestras energías para continuarlo, con la calidad y la puntualidad que hemos siempre pretendido tener, se han ido extinguiendo lentamente.

Les mandamos un sincero abrazo a todos y cada uno de nuestros fieles lectores y también a quienes nos han permitido llegar a cada rincón del mundo de habla hispana (y de otras hablas también) a través de sus sitios de internet.

A todos, muchas gracias.

Horacio Sistac.


Nuestra Máxima
Quien pueda practicar el ajedrez desde su infancia y/o juventud, ejercitando el pensamiento abstracto, sabiendo del valor de un sacrificio en aras de un beneficio mayor, considerando a su circunstancial rival como un oponente pero nunca como un enemigo, tratando de anticiparse a la movida de ese ocasional contrincante, construyendo un plan en que todos los recursos a disposición concurran hacia un determinado fin, combinando aspectos estratégicos y de largo alcance con maniobras tácticas y de corto efecto y, por sobre todas las cosas, aprendiendo de la derrota mientras reconocemos, respetuosamente, que nuestro oponente ha sabido ser superior cuando nos ha vencido en ley….. estará mucho mejor preparado para enfrentar la vida, con la ventaja de que -en ajedrez y a diferencia de la vida donde hay mucho más en juego- una derrota acarreará, como mayor costo, apenas una herida al orgullo.
Al fin de cuentas, ¡la vida es una gran partida de ajedrez!